Trabajadores de Grupo EULEN prueban el exoesqueleto Laevo en las instalaciones de SEUR

Un trabajador de Grupo EULEN en las instalaciones de SEUR con el exoesqueleto Laevo.

Grupo EULEN ha realizado tests con varios de sus trabajadores para medir el impacto en las personas y los procesos del uso de un exoesqueleto lumbar en el puesto de trabajo, en este caso el Laevo. Los resultados de las pruebas, realizadas en las instalaciones de SEUR en Paterna, han sido “muy satisfactorios”, tal como la propia compañía ha comunicado a través de sus perfiles en redes sociales, que añadía que el análisis ergonómico realizado contemplaba además “la higiene postural, la manipulación de las cargas y la mejora en la productividad”.

El Director Técnico de Grupo EULEN, Guillermo Pérez Morales, valoraba positivamente el proyecto: “El uso de exoesqueletos nos permite seguir situando a las personas en el centro de los servicios que prestamos a nuestros clientes, proporcionándoles condiciones de trabajo saludables”, señaló. Asimismo, lo enmarcó en su “apuesta por seguir introduciendo mejoras en Servicios de Logística Inhouse a través de la Metodología Lean y la realización de Pruebas de Concepto, valorando el impacto real de las tecnologías habilitadoras o medios mecánicos, generando nuevas propuestas de valor en los Servicios”.

ITURRI ha participado en el proyecto como asesor ergonómico y desarrollador técnico del exoesqueleto Laevo, que protege la zona lumbar en puestos de trabajo en los que se requiere una inclinación de la espalda hacia delante mantenida en el tiempo o repetitiva. Se trata de una solución para hacer frente y reducir los Trastornos Músculo-Esqueléticos (TME), una de las dolencias de origen laboral más comunes en la actualidad, afectando a millones de trabajadores y suponiendo un alto coste para las empresas.