VÍDEO: ITURRI y Bioservo firman un acuerdo de distribución del exoesqueleto Ironhand

ITURRI, Compañía dedicada a la fabricación y distribución de soluciones de protección y seguridad laboral, ha alcanzado un acuerdo con Bioservo para la distribución del exoesqueleto Ironhand. Se trata de un exoesqueleto activo que reduce el esfuerzo muscular y minimiza los Trastornos Musculoesqueléticos (TME) en la mano y el antebrazo.

El acuerdo contempla la distribución de esta solución ergonómica en Europa, concretamente en Alemania, España, Polonia y Portugal, si bien no quedan excluidos el resto de países en los que ITURRI tiene presencia activa en Europa y Sudamérica, como Reino Unido, Eslovaquia, República Checa o Brasil.

El sistema de fortalecimiento muscular robótico suave de Bioservo comprende un guante ligero con un paquete de energía portátil que se usa como una mochila. Ironhand puede añadir una fuerza de hasta 80 N al agarre del usuario en milisegundos.

Además, está equipado con capacidades de datos inteligentes que permiten digitalizar la evaluación de riesgos ergonómicos, así como proporcionar un rendimiento adaptativo al operador a lo largo del tiempo. Al mismo tiempo que apoya al usuario, recopila y analiza datos que permiten evaluar e identificar casos de uso intensivo de agarre que corren un alto riesgo ergonómico. El usuario tiene el control total del sistema, lo que ayuda a crear un ambiente de trabajo saludable y sostenible.

El director general de ITURRI, Juan Francisco Iturri, señaló su satisfacción por el acuerdo y el impulso que supone para la Seguridad y Salud en el Trabajo: “El 22 por ciento de los trabajadores de la Unión Europea se queja de dolores musculares, lo que supone para las empresas un coste estimado similar a entre el 0,5 y el 2 por ciento del PIB de Europa. El compromiso de ITURRI de proteger a las personas y su entorno con soluciones innovadoras, eficientes y sostenibles para contribuir así a un mundo más seguro nos llevó hace años a trabajar en la búsqueda de soluciones para tratar los Trastornos musculoesqueléticos (TME) y ahora, con la incorporación de la Ironhand de Bioservo a nuestro portfolio de exoesqueletos, ofrecemos una amplia gama de soluciones para tratar de minimizar este tipo de dolencia“, explicó.

La Ironhand de Bioservo es el primer exoesqueleto activo que ITURRI incorpora a su portfolio, en el que ya se encuentran desde 2017 los exoesqueletos pasivos Laevo, SkelEx y Noonee: “Ironhand diversifica y amplía nuestra oferta de exo-soluciones frente a posibles lesiones en espalda y brazos, lo que afianza nuestra posición en el mercado global en los cuatro continentes en los que tenemos presencia”, señaló Juan Francisco Iturri.

Por su parte, Petter Bäckgren, CEO de Bioservo, dio la bienvenida a ITURRI como uno de sus socios globales: “Estamos estableciendo redes de distribución en toda Europa y Estados Unidos con organizaciones experimentadas, y con sus extensas redes serán grandes socios cuando comercialicen el nuevo Ironhand en sus respectivos mercados”, destacó.